EL GOBIERNO PLANEA ELEVAR AL 100% EL TRAMO AUTONÓMICO DEL IMPUESTO DE HIDROCARBUROS

El Gobierno propone una nueva regulación delimpuesto autonómico sobre los carburantes, elevándolo al máximo en todas las comunidades autónomas, según una medida introducida en el proyecto de ley de Presupuestos para 2018, y que implicaría elevar hasta el 100% el impuesto sobre los carburantes en algunas comunidades, según advierte la federación de transportistas Fenadismer en una nota.

Esta organización recuerda que el Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (IVMDH), conocido coloquialmente como céntimo sanitario, creado en 2002, siendo ministro de Hacienda el actual titular de dicha cartera, dejó de existir como tal en enero de 2013, a través de una modificación normativa introducida por el Gobierno actual, sustituyéndolo por un nuevo recargo autonómico.

La modificación fue adoptada por el Gobierno ante la posible derogación del céntimo sanitario por el Tribunal de Justicia de la UE, por contravenir la normativa europea en materia de hidrocarburos, cosa que hizo en febrero de 2014, obligando al Estado a devolver lo recaudado durante sus 11 años de vigencia.

Pero el 1 de enero de 2013 el Gobierno creó un nuevo recargo adicional en elimpuesto de hidrocarburos con dos tramos: uno estatal cuya cuantía ascendía a 2,4 céntimos por litro, competencia del Estado; y otro para las comunidades autónomas, con el límite máximo de 4,8 céntimos por litro. Así, las comunidades autónomas tienen establecidos en la actualidad diferentes importes, que van desde la exención absoluta (Castilla-León, Cantabria, País Vasco, La Rioja y Navarra) o un importe reducido (Madrid, Aragón y Extremadura), hasta el máximo en las demás.

Sin embargo, y según Fenadismer, la nueva regulación del impuesto “adolecería de similares defectos en relación a su encaje en la normativa europea, la cual concede a los Estados miembros la capacidad de regular tipos diferenciados del impuesto de hidrocarburos, pero no contempla la posibilidad de hacer distinción por razón del territorio donde se suministra”.

Ante este panorama, el Gobierno ha optado por rectificar por segunda vez suprimiendo la capacidad normativa de las comunidades para fijar el tipo impositivo, que a partir de ahora será establecido y recaudado por el Estado para su posterior reparto. Ello supondrá, advierte Fenadismer, una “equiparación en todas las comunidades del impuesto en su nivel máximo, y como consecuencia práctica una subida de hasta el 100% en algunas regiones, al eliminarse la posibilidad de que puedan seguir estableciéndose las actuales exenciones totales o parciales de dicho impuesto”.

Fuente:vigia


Imágenes