EL PERMISO DE CONDUCIR SE VERA AFECTADO POR LA REFORMA DE LA LEY DE TRAFICO Y SEGURIDAD VIAL

El motivo de los cambios que se plantean es que los conductores estén más concienciados y mejor preparados

En el proyecto de reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial que está preparando la DGT (Dirección General de Tráfico), uno de los puntos más importantes es el endurecimiento de las pruebas del examen del permiso de conducir. A esta decisión se le añaden las campañas de concienciación y la posibilidad de disminuir la velocidad en algunas vías.

Después de bastantes años en los que se había conseguido reducir el número de accidentes en las carreteras, 2017 ha sido el segundo año consecutivo de incremento de muertes en las vías. Entre los datos más alarmantes destaca el aumento de la mortalidad entre los motoristas y el incremento también de los fallecidos que no llevaban puesto el cinturón de seguridad. Estos datos tan preocupantes han hecho saltar las alarmas de la DGT cuyo director, Gregorio Serrano, ha valorado que la educación vial, las mejoras en las carreteras y contar con vehículos más modernos podrían hacer mejorar la situación.

Para hacer que la situación actual prospere, la DGT piensa en una reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial que ya se encuentra en un proceso muy avanzado y de la que ya se ha redactado un primer borrador que deberá ser aprobado por el Consejo de Ministros y tramitado parlamentariamente.

Una de las iniciativas que destacan en esta reforma es la revisión del permiso por puntos para que vuelva a tener un efecto de estímulo, otra es el endurecimiento del proceso de obtención del carné de conducir. Sobre la mesa también está la reducción a 90 km/h de la velocidad permitida en carreteras secundarias.

La disminución de la velocidad busca hacer frente a uno de los problemas que causan más siniestros ya que la velocidad inadecuada es la causa del 26% de los accidentes. Las distracciones, con el 32%, están en el primer puesto de la clasificación, pero podrían desaparecer en el momento en que se haga más popular el coche autónomo. Otras de las causas de los siniestros son el cansancio, el alcohol y las drogas.

Para Tráfico es básico conseguir una mejor educación vial y que los conductores estén mucho más concienciados. Este es el motivo por el cual una de las medidas planteadas en la nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial es que la obtención del permiso sea algo más complejo: que el proceso se vuelva más complicado y que los alumnos obtengan más nociones relativas a las leyes y a cuáles son las acciones a llevar a cabo para evitar accidentes.

La finalidad de estos cambios es que todos aquellos que obtengan el permiso de conducir adquieran una mínima preparación para conseguir ser mejores conductores. A pesar de que todavía quedan diversos procesos para que la propuesta sea aprobada definitivamente, el borrador deja abierta la puerta a la obligación de realizar un número mínimo de clases en una autoescuela para cerciorarse de que se adquieren unas nociones básicas del código de circulación.

El repunte en el número de fallecidos en nuestras carreteras ha hecho que la DGT considere necesario la realización de una reforma profunda de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial: posible disminución de la velocidad máximas en carreteras secundarias, renovación del sistema por puntos y dificultar la obtención del permiso de conducir. La finalidad de no hacer tan fácil la obtención del carné es conseguir la concienciación de los conductores porque el sentido común es totalmente imprescindible a la hora de circular.

 

Fuente: motor.mapfre.es


Imágenes