FOMENTO DETECTA EMPRESAS BUZON CON EL 90% DE LA FACTURACION EN ESPAÑA

Se trata de compañías que deslocalizan su sede a otros países europeos pero continúan operando en España.

La Inspección de Transporte Terrestre del ministerio de Fomento ha detectado que empresas transportistas con sede en otros países euros, principalmente del Este del continente, pero actividad real en España -las denominadas empresas buzón- llegan a desarrollar su actividad en España entre el 75% y el 90% del total de su facturación, según la información ofrecida por Fenadismer.

Se trata de uno de los datos presentados en la reunión mantenida el miércoles entre asociaciones  de transportistas y representantes de Inspección de Transporte Terrestre de Fomento, de Inspección de Trabajo del ministerio de Empleo y de las subdirecciones generales de Control y Planificación y de Ordenación Legal y Asistencia Jurídica de la Agencia Tributaria. En el encuentro, las tres administraciones se comprometieron a cooperar con las organizaciones de transportistas para mejorar el control sobre las empresas deslocalizadas que operan en nuestro país y pusieron a disposición del sector un canal de denuncias sobre empresas concretas que puedan ser consideradas empresas buzón para su inspección de forma coordinada

Desde la Inspección de Transporte señalaron que su actuación se lleva a cabo mediante controles a los vehículos extranjeros y la relación con los clientes españoles donde realizan la carga y descarga de las mercancías transportadas. Por parte de la Inspección de Trabajo explicaron que el control que realizan se centra en comprobar que el conductor desplazado está correctamente dado de alta en la Seguridad Social del Estado de establecimiento. Sin embargo, este departamento del ministerio de Empleo reconoció a los transportistas que desconoce si las empresas deslocalizadas que desplazan conductores a nuestro país cumplen su obligación de comunicar previamente su desplazamiento conforme a las declaraciones de desplazamiento que corresponde gestionar a las comunidades autónomas.

Los representantes de la Agencia Tributaria explicaron que su labor pasa por la comprobar si la empresa deslocalizada no tiene actividad ni dirección real en el Estado donde está establecida, “ya que en tal caso su actividad deberá tributar en España”, explica Fenadismer en un comunicado. Asimismo en caso de facturación entre la empresa matriz española y la filial deslocalizada, se considerará actividades vinculadas, por lo que se debería comprobar si aplican condiciones de mercado.

Fenadismer aprovechó el encuentro para advertir que las empresas buzón controlan ya más de una cuarta parte del transporte internacional con origen o destino en España y con una presencia creciente en el transporte de cabotaje de nuestro país. Según los datos aportados por la federación, las flotas de transporte rumanas ha  multiplicado por 20 su presencia en España en los últimos cinco años, ocupando en la actualidad la segunda posición.

Para la organización que preside Julio Villaescusa, estas prácticas  “está ocasionando un impacto muy negativo para el tejido empresarial de transporte español por la actuación insolidaria y poco patriótica que llevan a cabo los grandes empresarios que deslocalizan sus empresas en los países del Este de Europa principalmente, a los únicos efectos de aprovecharse los menores costes fiscales y laborales para poder competir en mejores condiciones en el mercado español de transporte nacional e internacional en el que siguen operando”.

Por ello, Fenadismer ha solicitado a la Inspección de Trabajo que controle que las empresas deslocalizadas cumplan su obligación de comunicación previa de desplazamiento ante la autoridad laboral española cuando desplacen a sus conductores a nuestro país, “a fin de permitir un mejor control y seguimiento de su actividad, utilizando para ello la información registrada en el aparato tacógrafo”.

 

FUENTE: EL VIGIA


Imágenes