LA PRUEBA DEL E-CMR EN BENELUX CONFIRMA UN AHORRO ANUAL DE 300 MILLONES DE EUROS

El transporte digital ahora es posible entre los Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo, ya que en los tres países intercambian las cartas de porte sin papel.

Con la llegada del e-CMR, los países del Benelux pusieron en marcha una prueba del sistema. Esta es la primera vez que se realiza un transporte internacional desde los Países Bajos con una carta de porte digital.

El e-CMR ha estado en funcionamiento entre Francia y España durante algún tiempo, así como a nivel nacional dentro de los Países Bajos y Luxemburgo. Esta última prueba hace factible pensar, dentro de tres años, un e-CMR totalmente operativo de Copenhague a Sevilla.

El cambio a e-CMR en el Benelux ofrece posibles ahorros potenciales de 4,5 euros por envío. Con una cifra anual de alrededor de 65 millones de notas de consignación, esto representa un ahorro conjunto de cerca de 300 millones de euros anuales, sin contar con que el e-CMR también aumenta la precisión y la eficiencia.

Agilidad y transparencia

La IRU afirma que representa una administración más rápida con una entrada de datos reducida, sin manejo de papel, sin fax, escaneo o intercambio de cartas y sin necesidad de archivar papel. La facturación es más rápida y hay una reducción en las discrepancias de entrega y recepción.

Una mayor transparencia proporciona precisión en los datos, los medios para controlar el envío y el acceso en tiempo real a la información con la prueba de recogida y entrega. Con esta operación, los países del Benelux están probando el funcionamiento de la carta de porte digital. Compartirán los hallazgos con la Unión Europea para generar un impulso para una mayor aceptación del sistema a través de la ratificación del protocolo e-CMR entre países como Alemania, Italia y Austria, para facilitar el transporte completamente digital en toda Europa.

 

FUENTE: NEXOTRANS


Imágenes