LOS TRANSPORTISTAS EXIGEN A GUIPUZCOA QUE RENUNCIE AL NUEVO PEAJE EN LA N-I

Las organizaciones que componen el Comité Nacional de Transporte por Carretera han trasmitido a la Diputación de Gipuzkoa su absoluto rechazoal establecimiento en enero de los nuevos peajes para camiones en la N-I y le han exigido que renuncia a aplicarlo. Las asociaciones consideran que el nuevo peaje resulta discriminatorio, al haberse situado los pórticos de control únicamente en los extremos sur y norte de la provincia.

Las asociaciones han aclarado en una reunión con la diputada Foral de Infraestructuras, Aintzane Oiarbide, que el informe emitido por la Comisión Europea “sólo valida la metodología utilizada para el cálculo de la tasa, pero señala de forma expresa que no entra a valorar otros aspectos del nuevo peaje guipuzcoano, entre otros, el posible trato discriminatorio recogido en la norma foral”, cuyo análisis corresponde a las instancias judiciales. El pasado mes de febrero, el Comité Nacional de Transporte por Carretera interpuso un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que aún se encuentra pendiente de resolución judicial.

Las asociaciones de transporte han recordado a la diputada foral que los transportistas del resto de España ya contribuyen de sobra, vía impuestos, al mantenimiento de las carreteras guipuzcoanas. De hecho, según sus cálculos, “en esta provincia se suministraronen 2016 más de 780 millones de litros de gasóleo A, principalmente procedentes de los vehículos de transporte, lo que supone un porcentaje de casi un 400% superior al consumido en otras provincias españolas con una flota de transporte similar a la guipuzcoana”.

Ello permitió a la Diputación Foral, señala Fenadismer, recaudar en concepto de impuesto de hidrocarburos en torno a 380 millones de euros en el último año, lo que contrasta con los apenas 44 millones de euros que destinaron en sus presupuestos al mantenimiento de carreteras, de los cuales sólo 15 millones a carreteras generales. Por ello, han reiterado a la Diputada Foral su rechazo al establecimiento del nuevo peaje, por lo que se plantearán llevar a cabo diferentes medidas de presión en contra de la misma, que serán concretadas durante este mes, y muestran su predisposición sin perjuicio de a abrir una línea de diálogo con la Diputación General que evite dichas movilizaciones.

 

Fuente:elvigia


Imágenes