Tráfico muy cerca del objetivo de siniestralidad del plan para 2020
La meta es bajar de los 37 muertos por millón, cifra que se alcanzó en 2013. Y somos el segundo país de la UE donde más han caído las muertes en carretera desde 2010
Hace unos días María Seguí, directora de la DGT, se mostraba segura de que España iba a cumplir con el objetivo marcado por la UE de reducir la siniestralidad un 50% entre 2011 y 2020, tras haber marcado una meta similar en la década anterior.El convencimiento de Seguí era tan sólido como las cifras que maneja el organismo que dirige, ya que si el Plan Estratégico de la DGT se plantea bajar de los 37 muertos por millón de habitantes, en 2013 ya se alcanzó ese umbral.

 Lo dio a conocer en Bruselas, que hizo público su balance paneuropeo de accidentes y víctimas causados por el tráfico. Una recopilación de datos que coloca a España como uno de los países más seguros del continente, sólo superada por Reino Unido (29 muertos), Suecia (28), Dinamarca (32) y Holanda (34, con datos de 2012). Sólo que nuestro país, además, fue el que mejor comportamiento registró durante el pasado año, con una reducción del 10% que contrasta, por ejemplo, con la subida de ocho puntos porcentuales en Dinamarca.

Hay que recordar que se trata de datos provisionales, facilitados por cada país y que incluyen ciudad, carretera y víctimas a 30 días, pero con un margen de error muy pequeño.

La media europea se sitúa en 52 fallecidos por millón de habitantes después de dos años sucesivos de importantes reducciones por las que ayer se felicitaba el vicepresidente Siim Kallas, comisario de la UE responsable de Movilidad y Transportes, aunque recordó que «cada día mueren en Europa una media de 60 personas, por lo que no podemos mostrarnos complacientes».

En este sentido, a Bruselas le preocupan especialmente los usuarios vulnerables de la vía, como pueden ser los peatones o los ciclistas, cuya siniestralidad o no se ha reducido como la del resto o incluso se ha incrementado.

De hecho, el plan de la DGT para este decenio fija entre sus metas recortar en un 30% los fallecidos por atropello; que haya cero niños muertos sin sistema de retención infantil, o que la irrupción de un millón de nuevos ciclistas no eleve su tasa de mortalidad.

En lo que llevamos de 2014, los datos siguen apuntando en la buena dirección, aunque como a finales de 2013, las reducciones se complican por los bajos volúmenes de referencia. Es lo que ha pasado en marzo. A falta de computar el último día, eran 90 muertos por los 69 de un año antes que, por cierto, fueron la cifra más baja en todo 2012.

No obstante, el descenso del 25% en enero (60 víctimas) y febrero (69), hacen que en el acumulado el dato esté 22 víctimas por debajo.

Fuente: elmundo.es